Twitter response:

QUÉ TANTO CONOCES DEL MUNDO DIGITAL Y LA INFLUENCIA SOBRE TU HIJO?

Es entendible que tu hijo(a) tenga un buen manejo del computador o del celular pese a su corta edad, ellos aprenden rápidamente a manejar artefactos tecnológicos mucho más que tú. Ante esta realidad, debes plantearte retos como padre, pues aunque beneficiosa, el uso excesivo de la tecnología puede representar problemas para la vida individual de tu hijo(a)  y la cotidianidad de tu familia.

Hoy en día y  quienes están criando niños pequeños, cuentan con una gran cantidad de recursos para aprender del mundo digital;ademas de la rapidez con la que se puede acceder a ella.En cuanto a los niños ellos cuentan con mayores herramientas para el desarrollo de sus habilidades y con mayor variedad en las mismas.

Pero depende de los padres que estas ventajas no se conviertan en obstáculos para un crecimiento integral y para la vida familiar.Pues en esta masificación de la tecnología, es normal que como madre o padre se pregunten si es conveniente darle o no un artefacto tecnológico a su hijo(a) y cuanto preocuparse por el uso que ellos le dan.

Antes de esto,hay que tener en cuenta la presencia de la tecnología en nuestra vida cotidiana, pues en casos de familias con horarios laborales muy extensos, el celular se convierte, muchas veces en un medio de comunicación entre los padres y los hijos por lo que se permite en casa desde la etapa escolar,sin embargo debe ser simplemente un celular, no un smartphone.

Es claro que no podemos eliminar la tecnología de la vida de nuestros hijos  y tampoco es el ideal, por las ventajas que ésta representa, pero debe primar  el interés de los niños por actividades al aire libre favoreciendo su motricidad gruesa,procesos cognitivos relacionados con el análisis y el concepto y las relaciones interpersonales con otros pares.

Como referente la Asociación Americana de Pediatría recomienda para los niños en preescolar una exposición máxima de 2 horas diarias a las pantallas como celulares, tabletas, computadores y televisores, antes de esta edad, el niño no debería tener acceso a estos aparatos.
Si desde el nacimiento se sigue este tipo de recomendaciones y además mostramos como adultos un modelo adecuado y equilibrado, podremos desarrollar una relación sana con la tecnología.

Por último, no podemos olvidar que como padres se debe ejercer un control sobre el uso de las tecnologías en el hogar y que a pesar de que puede ser un poco más difícil, es responsabilidad actualizarse constantemente para ejercer correctamente ese control.

Leave a comment